Las Policías Locales también jugaron un papel imprescindible en la seguridad de la Vuelta al Teide. Coordinados desde el CECOPAL por la Policía Local de La Villa de La Orotava, fueron asegurando el paso por las zonas urbanas de los diferentes municipios. El Paso por los Realejos se tuvo que cubrir a primera hora de mañana, incluido un tramo de calle en sentido contrario, y más tarde, ya cuando los participantes volvían del Teide, en los complicados cruces de la Zona de la Cruz Santa.

Las Policías Locales de Icod de Los Vinos y Santiago del Teide también se tuvieron que multiplicar, para cubrir la seguridad de los ciclistas al paso por sus municipios.

En La Villa de La Orotava se daban cita, además de la Vuelta al Teide, otro evento importante, que congregó gran cantidad de personas y vehículos, sobre todo a la hora de la llegada de los primeros participantes. Magnifico el gran trabajo realizado de forma muy bien coordinada, cubriendo todos los cruces y logrando que no se colapsaran las calles de La Villa.

La Vuelta al Teide también es de todas las Policías Locales por las que discurre el recorrido, porque sin su colaboración es imposible poder llevarla a cabo de forma segura.

Muchas gracias por su ayuda.