El agua filtrada del Teide, Fuentealta, fue la encargada de hidratar a los participantes de La Vuelta al Teide. Desde la embotelladora de Vilaflor se trasladó hasta La Villa de La Orotava, para ser distribuida entre los avituallamientos y que los ciclistas pudieran llenar sus bidones.

Muchas gracias a Fuentealta por estar con los participantes de la Vuelta al Teide.