Son las Siete de la mañana en el municipio de Los Realejos, en el norte de la isla de Achinech (Tenerife). Helios apenas se ha hecho notar, pero no tardará mucho en hacerlo. Hace frío y nos espera una larga jornada para completar los 163 Km de la Vuelta al Teide 2018 con nada más y nada menos que 4.200 m positivos. Todo un reto para cuerpo y mente, incluso para el ciclista más experimentado, no nos engañemos. Para mas inri, hay previsión de lluvia y viento en toda la isla; veremos en que acaba todo este fregado.

Me acompañarán en esta aventura Unai Yus, ex ciclista profesional ya conocido que lleva años afincado en las islas y que, además, será mi “best seller” durante toda la ruta así como tres de los cabecillas más importantes de la creación, organización y desarrollo de la prueba: Andrés Gómez, Toñi Cruz y Carlos García que lo harán desde un vehículo de apoyo.

Arrancamos desde La Montaña (lugar de salida de la Vuelta al Teide) en Los Realejos, con entusiasmo, aprovechando que la lluvia no ha aparecido y rezando para que no lo haga hasta que regresemos al mismo punto donde hemos salido. Tras unos kilómetros hasta el casco urbano de Los Realejos nos enfrentamos a la primera ascensión del día: Icod el Alto. No es un puerto excesivamente duro, tampoco es largo (incluso se goza de algunas bajadas), pero no deja de ser un puerto con metros positivos que salvar. ¡Al final todo suma! Buena carretera y buen ritmo de salida pero… ¡ojo al dato! Todo esfuerzo extra que hagamos de más en este inicio de la prueba nos puede hacer falta en los kilómetros finales de la misma. Así que tomar nuestro ritmo más cómodo, nuestro umbral, va a ser una tarea clave para finalizar la prueba con éxito.

Tenemos siempre a vista el coche de apoyo, grabándonos con el objetivo, animándonos fuertemente y sin dejar de preocuparse por nuestro estado en todo momento. Me dirijo a el batallitas y le digo en un tono gracioso: -Unai, que vienen: mete barriga, sonríe, finge que no estamos cansados, pedalea redondo y si puedes, baja dos piñones y ¡vayamos más rápido!-.

Concluimos esta primera ascensión sin ningún percance y procedemos a realizar la bajada hasta Icod, pasando por el municipio de la Guancha. Para los que no conozcan la carretera, es una carretera con algunas curvas complicadas y sobre todo el pavimento de principio a fin está en mal estado, es por ello que si que queremos concluir la prueba con éxito debemos ser cautos en las trazadas que hagamos, no arriesgar en exceso y siempre ir con la vista al frente para anticiparnos a cualquier imprevisto que nos pueda surgir. ¡Queremos acabar, no ganar! Una vez en Icod atravesamos todo el casco del municipio el cual, a su final, dará paso a la segunda ascensión del día, un poco más larga que la primera, algo más exigente y con menos zonas de descanso: el Mirador de Garachico. Mantenemos buen ritmo y antes de llegar al ecuador de la subida los fotógrafos nos vuelven a cazar por detrás: –Unai, (le pico el ojo), ¡lo mismo de antes! Je je je. Subida tranquila, a buen ritmo y, para variar, sin dejar de hablar de nuestras tonterías en todo el recorrido. Si algo nos gusta a ambos a parte de la bicicleta es hablar, y se nos nota a kilómetros de distancia (más de los que la propia Vuelta al Teide tiene).

Saco mi primera barrita. Ya llevamos más de 1h pedaleando y la clave para acabar y sobrevivir es comer y beber en tiempo y cantidades correctamente ajustadas: ni antes ni después. Si no, estás perdido. No hemos parado de beber, y Unai al verme hace exactamente lo mismo. ¡A chascar se ha dicho!

Una vez hemos coronado comenzamos, quizá, una de las bajadas más complejas pero a la vez más bonitas de la jornada que nos llevará hasta el municipio de Garachico: Las Cruces. Si alguno ha visto fotos de el famoso “Stelvio” italiano, este puerto no se encuentra demasiado alejado en cuanto a curvas y forma se refiere. Curvas muy cerradas, pavimento en un estado aceptable y un paisaje volcánico, muy característico de esta zona norte mejor conocida como “isla baja” es lo que nos esperará durante unos 8 km. Comenzamos a descender con cautela porque la carretera está algo mojada aunque, a pesar de las circunstancias, no hemos podido resistir la tentación de desviar la mirada de la vía ya que a mano derecha visualizamos la Villa de Garachico, todo un placer para nuestros ojos. No paramos a sacarnos una foto porque estamos obsesionados en continuar la ruta parando lo menos posible pero la ocasión lo merecía. Así que, si tienen la oportunidad de parar, ¡ya saben! No tiene desperdicio alguno.

Una vez en el pueblo de Garachico giramos a la izquierda por toda la costa norte hasta el municipio de Buenavista. Carretera muy buena, ancha y sin desniveles excesivos, más bien “plana”. El único lugar a destacar antes de nuestra llegada a Buenavista es el paso por el municipio de Los Silos ya que una sorpresa nos aguarda. Agarren fuerte el manillar, asegúrense de que las tijas de sillín tienen el par de apriete adecuado y que los botellines están bien colocados porque unos 500m de pavé al estilo belga nos pondrán tensos por unos segundos. Tras unos kilómetros más por asfalto llegamos a Buenavista. Allí nos esperan los organizadores con una mesita, agua, cocacola y unos bocadillos que te dejaban la boca hecha agua. Nuevamente no pudimos resistir la tentación y tuvimos que parar a disfrutar de semejante manjar. Tras esto y “cambiarle el agua al canario”, comenzamos la ascensión, para mí, más bonita de la jornada: Masca. Veintiún kilómetros de puro placer para los sentidos por uno de los parajes más antiguos de la isla y con un final totalmente destroyer: 3,7Km con una pendiente media del 15% y con algunas zonas de hasta el 23%. ¿Qué les parece? ¡Me duelen las piernas solo de pensarlo! Miro mi desarrollo y algo no me cuadra. Unos platos 52/36 con un piñón 11/25. -Algo falla, me digo a mi mismo. -Me temo que lo voy a pasar mal. Miro a Unai y le digo: -¿que llevas tu?, a lo que responde: -lo mismo que tú, pero atrás un 11-28. -Mmmmmm, espero que este jodido no me vaya a pasar de vueltas hoy, que es perro viejo y ¡me lo veo venir!

Primeros 6 km suaves hasta el barrio de El Palmar. Curvas y más curvas, una pendiente constante del 7% y el mar cada vez más lejos. Es fin de semana y se nota. No paran de pasarnos coches de alquiler. Está claro que estamos en una de las zonas mas frecuentadas de la isla. Una vez pasamos El Palmar nos adentramos en el barrio de Las Portelas hasta el km 13 de la subida: el Mirador de Barracán. Pero nos encontraremos con una rampita del 17% muy corta antes de entrar en el barrio. Qué menos para un día de sorpresas (y las que nos quedan amigos).

El Mirador es un punto clave de la subida porque a partir de aquí tenemos una bajada de un par de kilómetros, a posteriori una subida de 700m muy dura al 18% y después entraremos en el paraje del Valle de Masca. También es importante saber que este mirador es visitado por Eolo, ya que el 90% de las veces suele hacer mucho viento debido a la orografía de la isla y sus alisios. Con lo cual mucho cuidado al pasar por esta zona, agarremos bien la bici y desconfiemos por si las moscas. Una vez en Masca, la parte de la subida más exigente hasta el mirador que, una vez superado, nos llevará tras 2km de bajada hasta el municipio de Santiago del Teide donde se gozará de un estupendo avituallamiento el día de la prueba.

En el Mirador de Barracán nos ponen una GoPro para “presumir” de nuestras habilidades bajando y subiendo y, como no podía ser menos, paramos en el pueblo de Masca para sacarnos una foto y mentalizarnos de lo que vamos a tener que subir. Ambos cruzamos miradas, nos reímos y él me dice con un tono muy vasco (no puede negar de donde viene): -¡Ay va la hostia!, ¡mira donde cojones tenemos que subir! Y razón no le faltaba al muchacho. Me tomo un gel, nos subimos en la bici, ponemos plato pequeño-piñón grande y ¡que sea lo que dios quiera!

No lo recordaba tan duro. Será porque hace tiempo que no voy, porque estoy gordo, porque ya estoy fuera de forma debido a que la temporada se ha acabado pero por suerte mi batallitas tenía la misma sensación que yo: es dura, ¡dura de narices! ¡Y todavía nos queda El Teide y más! Hacía tiempo que no zarandeaba tanto la bicicleta. El desarrollo que llevo tampoco me ayuda. Miro hacia atrás y el furgón viene a pocos km de nosotros, ¡pero 200 metros por debajo de lo empinado que es! Curva tras curva, remando sin parar y sin ver el Garmin bajar del 18% de repente me veo con ganas de bajar un piñón. Miro a Unai y le digo: -esto que es, ¿un descansillo?. Su respuesta es clara: -¡Imagina como es esto que un 8% nos parece llano! Nos pilla el furgón por detrás pero aun nos queda 1km para llegar al final. Vamos a buen ritmo, pero nos duele, más no podemos dar, ambos lo sabemos. Los coches que bajan en sentido contrario no paran de hacer muecas y gestos de ánimo, pitando o gritando. Hasta yo lo haría, pero preferiría ir sentado cómodamente en el sillón y no dando bandazos como si de un director de orquesta se tratase. Por fin veo la cima. Llegamos, me abrocho el chaleco en marcha, bajamos esos 2km hasta Santiago del Teide y paramos. Ahora toca tomarnos un café y reponer para continuar.

Tras la paradita continuamos por el casco de Santiago del Teide hasta llegar a la carretera de Arguayo. Es una subida engañosa que no llega a 2km pero hay que hacerla. Todo suma, ¿recuerdan? Viene bien para calentar tras la parada. En la parte de arriba nos abrochamos el chaleco y nos tiramos para abajo durante 5km hasta Chío donde empieza la segunda parte del reto, la subida al Teide: 26Km hasta el mirador de Pico Viejo constantemente subiendo. No son duros pero empiezan a caer gotas y hace muuuuucho viento. Espero que solo sea aquí abajo.

El furgón sigue con nosotros en todo momento. Se adelantan, paran, nos invitan a tomar algo, nos sacan fotos… estamos como reyes. Hacer esto sin ellos hubiese sido realmente complicado. Pasamos el bar la estrella (Km 6 de subida) y las sensaciones no son malas. Nos encontramos bien, POR  AHORA. Pasamos el mirador de los poleos y, tras la curva de derechas, Eolo empieza a soplar con fuerza, con frío y, como no iba a ser menos, con agua. Nos ponemos los manguitos sin bajarnos de la bici seguimos subiendo. Tras 3km tomamos otra curva a la izquierda y dejamos el viento en nuestro culo. Veo el cartel de Km 10. Lo conozco, se que queda poco, la subida acaba en el Km 4; ya falta menos. Nuevamente tomamos una laaaaarga curva de derechas y volvemos a encontrarnos con viento y esta vez mas fuerte. Aguantamos, seguimos pero unos kilómetros más arriba no podía aguantar más el frío. Esto duele. No estoy como cuando empecé el día. Los kilómetros pesan, la altura pesa, el tiempo pesa, la bici pesa, ¡hasta mi culo pesa! Miro el garmin y veo que marca 4 grados. Imposible, es una broma. Le digo a Unai que quiero parar a abrigarme. Me hace caso y paramos rápido a ponernos algo arriba. De paso hacemos un Piss Stop y continuamos hasta arriba hasta que POR FÍN, 2 kilómetros después vemos el furgón al final de la subida, en el mirador de Narices del Teide, o Pico Viejo. Paramos, comemos algo, bebemos algo, él se pone las perneras, yo me pongo algo más de abrigo y continuamos hacia Boca Tauce. ¡QUÉ FRÍO HACEEEEE! Cojo la máxima cadencia que puedo para entrar en calor lo antes posible y funciona. Miro a Unai y el me sonríe. -¿Sabes lo que toca ahora?- le pregunto. –Parador y Tabonal Negro, la parte que más odio- me dice. Y tanto que la odio. Siempre, desde pequeño, se me ha hecho dura y eterna. Y como sea igual que siempre, va a ser con viento de cara. Recemos para que no sea así.

De manera inesperada para nosotros, encaramos la primera parte de Boca Tauce hasta el parador, la famosa subida de Los Azulejos, con facilidad y afrontamos la parte final con alegría. Pero hace algo de viento de cara, vuelve a llover (granizo esta vez) y esa parte duele, los kilómetros duelen y la falta de oxígeno se nota más que de sobra. Al motor le van faltando caballos kilómetro a kilómetro. Quien me habrá mandado a mi a meterme en estos fregados… Llegamos a Tabonal Negro. ¡Ya está hecho! Encima Eolo sopla de culo, que mejor regalo. Esto nos motiva y bajamos muy rápido hasta El Portillo. Ahí paramos, nos abrigamos más y continuamos la bajada por La Orotava. Bajada muy rápida al principio, con firme recién asfaltado, al igual que la subida del Teide por Chío y todo el Parque Nacional. Vamos cómodos, no hace frío, no llueve, tenemos un trato de 10… ¿Que más podemos pedir?

Nos encanta bajar, vamos rápido, el firme está seco, disfrutamos cada curva, cada trazada como niños pequeños. Nos vamos turnando y cada vez nos gusta más hasta que, pasados 25 minutos de empezar a bajar llegamos a Camino de Chasna. Ahí hacemos un giro a la izquierda para encarar la última subida del día. Sí, han oído bien; la última. ¿Pero esto no se había acabado ya? No amigos. ¡La guinda del pastel! Algo menos de 3km que nos llevarían hasta Benijos, no excesivamente duros pero tras todo el esfuerzo llevado a cabo y con las piernas frías como los pies de un muerto, les aseguro que duelen. Duelen mucho esos 3 kilómetros. Miro a Unai, me rio y hacemos a la vez un grito de guerra, un grito de cerdito en celo, un grito de espartano (o como prefieran llamarlo): ¡Ahhhh! ¡Como me duelen las patas!. Nos sacamos parte del abrigo y comenzamos a subir. Como duelen las patas (valga la redundancia). Menos mal que es corto y ¡YA NO HAY MÁS QUE SUBIR! Coronamos y empezamos a bajar los últimos 10 km hasta la línea de meta por una carretera en buenas condiciones y no demasiado enrevesada. Llegamos. Ya está hecho. Nos damos la mano y a los pocos minutos llega el furgón. Sonreímos todos. ¡Que suerte hemos tenido y que duro ha sido!

El 3 de Febrero podrán revivir esta experiencia maravillosa rodeada de muchas más personas, una atención muy especial desde el primer hasta el último participante y un recorrido alucinante en uno de los parajes más espectaculares del terreno nacional e internacional. Para más inri es una prueba catalogada con categoría UCI, categoría que solo se aplica a pruebas con un nivel exigente en cuanto a recorrido y a una organización de 10, que es la que posee esta magnífica prueba.

Espero que este relato les sirva como ayuda y motivación a los que vayan a realizar la prueba y, a los que no, les digo que mucho están tardando en inscribirse.

¡Allí nos vemos amigos!

 

 


LA GUARDIA CIVIL DE TRÁFICO CON LA VUELTA AL TEIDE

En el día de ayer fueron muchos los colectivos y personas que se volcaron para sacar adelante esta Primera Vuelta al Teide.

Foto Toñi Cruz

Queremos empezar por agradecer el magnífico trabajo realizado por La Guardia Civil de Tráfico, para con la seguridad de los participantes, a lo largo de todo el recorrido. No se limitaron a realizar un trabajo de acompañamiento e información al resto de usuarios de las vías. Fueron mucho más allá y en aquellos lugares de mayor riesgo, hicieron un esfuerzo sobrehumano, para proteger la los participantes. Alguno de los motoristas hasta realizaron en 4 ocasiones el tramo entre el Portillo y Aguamansa, para acompañar a diferentes grupos de ciclistas, en su descenso por unas carreteras que ayer, con el día tan espectacular que tuvimos en el Teide, estaban más cargadas de tráfico.

Para todos era nuevo, la organización de la primera Marcha Ciclodeportiva que se realiza en Canarias y había que hacer el máximo esfuerzo para garantizar la seguridad. La Guardia Civil contribuyó con 14 de sus efectivos, a conseguir que La Vuelta al Teide haya sido todo un éxito en el aspecto de la seguridad, que es el que más nos preocupa a los organizadores.

Se ha vuelto a demostrar lo que venimos proclamado desde el momento que nos aventuramos en este proyecto de Organizar la Marcha Ciclista No Competiva Vuelta al Teide; para que pueda salir adelante con garantías, “La Vuelta tiene que ser de todos”.

Muchísimas gracias a la Guardia Civil de Tráfico, por el gran trabajo realizado en el días de ayer.

 


ECOSTEEL CON LA VUELTA AL TEIDE

Foto Toñi Cruz

ECOSTEEL, Empresa dedicada a la realización de proyectos, estructuras y construcciones, se ha volcado con la Organización de La Vuelta al Teide. Desde que se comenzó a trabajar en el Proyecto de la Vuelta al Teide, hemos contado con su apoyo y empuje, para que La Prueba se pudiera llevar a cabo de la mejor forma posible. Desde la fabricaci

Foto Toñi Cruz

ón de las burras para el apoyo de las bicis, los carteles de señalización del recorrido, hasta estar personalmente ayudando como un voluntario más en los avituallamientos y recibiendo a los participantes en la llegada, para “aparcar” de forma segura las bicis y que los ciclistas pudieran relajarse un poco del enorme esfuerzo.

Muchas gracias a @EcoSteelEstrutura por la colaboración prestada y esperamos seguir contando con su apoyo en la Vuelta al Teide 2018.

 


POLICIA LOCAL

Foto Marce Díaz

Las Policías Locales también jugaron un papel imprescindible en la seguridad de la Vuelta al Teide. Coordinados desde el CECOPAL por la Policía Local de La Villa de La Orotava, fueron asegurando el paso por las zonas urbanas de los diferentes municipios. El Paso por los Realejos se tuvo que cubrir a primera hora de mañana, incluido un tramo de calle en sentido contrario, y más tarde, ya cuando los participantes volvían del Teide, en los complicados cruces de la Zona de la Cruz Santa.

Las Policías Locales de Icod de Los Vinos y Santiago del Teide también se tuvieron que multiplicar, para cubrir la seguridad de los ciclistas al paso por sus municipios.

En La Villa de La Orotava se daban cita, además de la Vuelta al Teide, otro evento importante, que congregó gran cantidad de personas y vehículos, sobre todo a la hora de la llegada de los primeros participantes. Magnifico el gran trabajo realizado de forma muy bien coordinada, cubriendo todos los cruces y logrando que no se colapsaran las calles de La Villa.

La Vuelta al Teide también es de todas las Policías Locales por las que discurre el recorrido, porque sin su colaboración es imposible poder llevarla a cabo de forma segura.

Muchas gracias por su ayuda.

 


COCA-COLA Y AQUARIUS

Foto Marta Gómez

En La Vuelta al Teide contamos con el mejor isotónico y la mejor Cola.

El poder disponer en los avituallamientos de bebidas contrastadas y de confianza de los participantes, es una garantía a la hora de poder superar un reto tan duro, como ha sido la Vuelta al Teide.

De todos es sabido que en las pruebas de larga distancia, la Coca-Cola da un plus de energía y ayuda a digerir adecuadamente los alimentos.

El Aquarius garantiza la hidratación y el aporte de sales, que se van perdiendo a lo largo de la Prueba.

En fin, que con el Aquiarius, Coca-Cola y algo de alimentación sólida, es suficiente para completar las necesidades energéticas de La Vuelta al Teide.

 

 

 

 


PROTECCIÓN CIVIL

Sin la gran ayuda de Protección Civil, la Vuelta al Teide no se hubiese podido sacar adelante.

Foto Toñi Cruz

Desde que iniciamos, hace dos años, los trabajos para llevar a cabo La Vuelta al Teide, vimos que la colaboración de las distintas Protecciones Civiles de los Municipios por los que pasa La Vuelta al Teide era imprescindible. Su labor fue la cubrir la seguridad al paso de los ciclistas por los distintos cruces en las zonas urbanas y varias interurbanas. Más de 70 personas pertenecientes a las Protecciones Civiles de La Villa de La Orotava, Los Realejos, Icod de los Vinos, Garachico, Santiago del Teide, Santa Cruz de Tenerife y Tegueste, formaron parte del Operativo de Seguridad de La Vuelta al Teide. Su trabajo fue valorado muy positivo por los participantes, al ver la seguridad que les daba encontrase todos los cruces cubiertos, por uno o varios miembros de Protección Civil.

Foto Toñi Cruz

Desde el PMA, Protección Civil del La Villa de La Orotava, se encargó de realizar la coordinación con el resto de compañeros, informando con antelación de la llegada de la caravana ciclista.

Destacar también la gran labor llevada a cabo por APROCICA (Asociación de Proyecciones Civiles Canarias), en la labor previa de coordinación durante los meses anteriores a la Marcha Ciclista. Aunque cada Protección Civil es la responsable en su Municipio, la coordinación de APROCICA, fue básica a la hora de transmitir las tareas a realizar en un formato de Prueba que era nueva para todos: Marcha Ciclista No Competitiva que se realiza con carreteras abierta al tráfico.

Muchas gracias a todos los miembros de las distintas Protecciones Civiles que colaboraron de forma tan eficiente con la Vuelta al Teide.

 


Y LOS PLÁTANOS DE LA FAST 

Foto Toñi Cruz

Foto Toñi Cruz

Los plátanos no pueden faltar en la alimentación de los ciclistas y mucho más en una Prueba de larga distancia. Además de la energía, aportan magnesio y potasio, que ayudan a evitar los temidos calambres. Una vez más LA FAST colaboró con los avituallamientos de los Eventos de 7Raid, en este caso con la Vuelta al Teide, aportando los plátanos de más calidad que nos podemos encontrar en el mercado. Por ello, para la gran cantidad de plátanos que consumen los ciclistas a lo largo del año, no deben olvidarse de buscarlos en aquellos establecimientos, en los que se venden Plátanos de La Fast.

 

 

 

 


LAS MOTOS

Foto Toñi Cruz

Las motos son un pilar básico en la seguridad en ruta, para los ciclistas. Circulan a lo largo de la caravana ciclista, prestando un apoyo cercano y directo a los participantes. Son los primeros que detectan las dificultadas que pueden estar pasando los ciclistas y se encargan de comunicarlo a tiempo para evitar riesgos mayores.

Foto Toñi Cruz

Además de los motoristas de La Guardia Civil y Policía Municipal, en la Vuelta al Teide contamos con 12 motoristas voluntarios, que cubrieron a la perfección el apoyo a la seguridad que se les encomendó.

Muchas gracias por su colaboración y por el esfuerzo al que sometieron a sus embragues subiendo al Teide.

 

 


226ERS – SUPLEMENTACIÓN DEPORTIVA

226ERS, marca especializada en suplementación deportiva estuvo en la bolsa del ciclista, patrocinando la Vuelta al Teide.

226ERS es una marca creada por y para los deportes de Outdoor y Resistencia y poder satisfacer las demandas de los deportistas de fondo más exigentes. 226ERS dispone de la alimentación ideal para poder afrontar con garantías y poder finalizar el reto de La Vuelta al Teide.

 


AEA EN LA SEGURIDAD DE LA VUELTA AL TEIDE

Foto AEA

AEA, Ayudas en Emergencias Anaga, cubrió la seguridad de una buena parte del recorrido de la Vuelta al Teide, centrada en la zona de alta montaña al paso por el Parque del Teide.

Foto Toñi Cruz

Dispusieron 3 grupos de rescate en montaña, situados en las zonas de las bajadas más peligrosas, para actuar en el caso de que algún participante se pudiera salir de la vía; por fortuna, su trabajo se quedó solo en la prevención. Con más de 30 personas cubrieron el tramo entre Chio y La bajada del Teide, incluyendo el paso por las carreteras del Teide, en un día que estuvieron muy concurridas.

AEA, otro equipo de seguridad imprescindible en la Vuelta al Teide, que realizaron un gran trabajo, sobre todo en la seguridad de los cruces de las vías.

Muchas gracias por formar parte de La Vuelta al Teide.

 


FUENTEALTA EL AGUA DE LOS CICLISTAS

Foto Toñi Cruz

Foto Toñi Cruz

El agua filtrada del Teide, Fuentealta, fue la encargada de hidratar a los participantes de La Vuelta al Teide. Desde la embotelladora de Vilaflor se trasladó hasta La Villa de La Orotava, para ser distribuida entre los avituallamientos y que los ciclistas pudieran llenar sus bidones.

Muchas gracias a Fuentealta por estar con los participantes de la Vuelta al Teide.

 

 

 

 


VOLUNTARIOS 4X4

Foto Toñi Cruz

Tal y como ya ocurrió en la Teide 360, los VOLUNTARIOS 4X4 realizaron un gran trabajo de apoyo en   ruta, en la VUELTA AL TEIDE. Circularon estratégicamente repartidos a los largo de la caravana de ciclistas, de forma que ante cualquier avería o incidencia, prestaban su apoyo con el mejor talante posible a los participantes: agua, localización vehículo taller, traslados a puntos de abandono etc.

 

Foto Toñi Cruz

 
Los VOLUNTARIOS4X4, forman un gran grupo, llegados desde distintos Clubs 4x4, que cada día crece más. Sus labores de apoyo en todo tipo de situaciones y eventos, empiezan a ser reconocidas por toda la sociedad. Una vez más se viene a demostrar que los 4x4 cuando se utilizan de una forma ordenada y educada, pueden resultar de gran ayuda para todos y no como un elemento agresivo con la naturaleza.

Muchas gracias una vez más, por su imprescindible colaboración con la VUELTA AL TEIDE.

 


EL PAN DE LOS AVITUALLAMIENTOS …

… DE LOS COMPADRES

Foto Marta Gómez

Los Compadres, empresa que ya lleva 50 años fabricando pan en Canarias, se encargó del pan, para los sándwiches de los avituallamientos. Su gran variedad de pan de molde realizado con harinas especiales, le dieron energía a los participantes de La Vuelta al Teide, para poder completar el reto. Hasta los primeros en llegar, que no pararon a probar los sándwiches en los avituallamientos, fueron obsequiados con los productos de Los Compadres.

Foto Toñi Cruz

Muchas gracias por poder contar con alimentos de tanta calidad, que ayudan mucho a conseguir el nivel de avituallamientos que los ciclistas se merecen.
 
 
 
 
 
 
 
 

IREAUTO  2000

Foto Ireauto 2000

Foto Ireauto 2000

  IREAUTO  2000 también estuvo presente en La Vuelta al Teide, con sus vehículos Citroen. Significaron un gran apoyo a la logística, desde el montaje de los avituallamientos, hasta el vehículo para los medios de comunicación.

IREAUTO  2000 es Taller multimarca y servicio oficial Citroën con un trato personalizado acorde a las necesidades de cada  cliente y que se encuentra en el Polígono del Mayorazgo en Santa Cruz de Tenerife. Página web http://www.ireauto.com/es.

Muchas gracias por  la ayuda recibida.

 


AMBULANCIAS SANVAL

Foto Toñi Cruz

Los servicios sanitarios de La Vuelta al Teide fueron confiados a AMBULANCIAS SANVAL. Aunque por suerte no tuvieron que intervenir en ningún momento, destacar su profesionalidad y experiencia en pruebas ciclistas. En el caso de la Vuelta al Teide y debido al estiramiento

Foto Toñi Cruz

de la caravana ciclista, fue necesario disponer de más recursos sanitarios de los habituales, de forma que  siempre estuvieran lo más cercano posibles a todos los participantes.  El poder tener  todas las ambulancias monitorizadas en el PMA, facilita el poder utilizar siempre el recurso más cercano a la incidencia. Página web http://www.ambulanciassanval.com/

Muchas gracias por el gran de trabajo de coordinación y despliegue realizado en la Vuelta al Teide.

 

 


 PARA QUE PUEDAS DARLO TODO….HOSPITEN

HOSPITEN estuvo con los participantes de la Vuelta al Teide, para que puedan “darlo todo”. 

Foto Toñi Cruz

Para poder “darlo todo” pero con seguridad y garantía de no “pasarse”, es necesario realizarse un Chequeo Cardiovascular Deportivo.  Para ello HOSPITEN cuenta  con los mejores profesionales y un importante descuento a los participantes de la Vuelta al Teide, hasta el día 5 de mayo.

 La inversión en Salud es la mejor inversión posible.

 
 
 
 
 
 
 

AVITUALLAMIENTOS……GRACIAS A LOS VOLUNTARIOS

Foto Samuel Hernández

Foto Toñi Cruz

Otro de los pilares básicos en los que se apoya la Vuelta al Teide, son los AVITUALLAMIENTOS. Conseguir que los ciclistas puedan cargar  agua, isotónico y alimentarse adecuadamente, no es tarea fácil. Se consigue gracias a la profesionalidad y saber estar de los VOLUNTARIOS de los Avituallamientos, que saben captar lo que necesita cada ciclistas, para atenderle adecuadamente en un tiempo mínimo.

Muchas gracias por el esfuerzo realizado y el buen trato dado a los participantes.

 

 


LA OTRA MEDALLA EN META … DORADA SIN CON LIMÓN

 

Le damos las gracias a DORADA, por ofrecer DORADA SIN CON LIMÓN, para ser degustada por los participantes al finalizar el recorrido de la Vuelta al Teide y refrescarse e hidratarse después del esfuerzo realizado.

¡Muchas gracias DORADA, por el apoyo a los participantes de la Vuelta al Teide!

 

 


 

PATROCINADOR PRINCIPAL

PATROCINADOR 

COLABORADOR